Apuntes Radio

Pautas, adaptadas de R. McLeish (1985), sobre cómo escribir para hablar

1. Procura ser sencillo, usa palabras claras y de fácil comprensión.
2. Utiliza un vocabulario asequible y frases cortas.
3. Ante cualquier tema, no intentes abarcar todo; es mejor contar poco y que se entienda.
4. Usa la reiteración, pero no canses.
5. Utiliza los signos de puntuación ajustándote más a tu ritmo y a tu forma de hablar que a las convenciones escritas.
6. Si das cifras, redondea (por ejemplo, es mejor decir “139.000”, o bien, “más de 139.000”, que “139.452”…)
7. Que no se note que estás leyendo. Intenta ser natural.
8. Haz una relación de los puntos básicos que quieres contar, ordénalos con cierta lógica y busca una estructura sencilla. (Elaboración de la escaleta.)
9. Existe una regla para todo programa: la primera frase debe interesar; la segunda, informar.

El lenguaje técnico

En la radio existe un código muy sencillo que permite organizar todos los elementos que intervienen en la comunicación radiofónica. Algunos de los más usados son:

Sintonía: es la música que identifica a un programa. Son las señas de identidad.
Sintonía de entrada: es la sintonía que abre el programa.
Sintonía de salida: es la sintonía que cierra el programa.
Plano sonoro: la “distancia” a la que percibimos el sonido; lo que se oye. Hay varios tipos de planos, primero, segundo, tercero… en ocasiones se superponen varios para conseguir el efecto deseado.
Música a PP: la música, o el sonido, pasa a primer plano.
Música de F: la música, o el sonido, pasa a fondo.
Música desvanece: la música o el sonido va “bajando” poco a poco.
Música cesa: la música ya no se vuelve a poner.
Música resuelve: se deja que la pieza musical acabe.
Funde: fundir dos sonidos.
Ráfaga: paso a primer plano de un sonido durante muy poco tiempo.
Insertar: indica cuando se pone una grabación, una canción, o algún efecto o documento sonoro.
Pausa: silencio.

La Escaleta

Un buen mensaje radiofónico debe ser la combinación perfecta de una serie de elementos. Antes de sentarnos frente al micrófono hemos de planificar lo que vamos a hacer. Una forma de planificar y organizar un programa es el empleo de la escaleta. La escaleta es el esqueleto del programa; es como el andamio o estantería en la que iremos colocando todo el contenido. La escaleta nos permite diseñar la estructura general del programa y organizar sus elementos. Nuestra propuesta de escaleta para programas escolares, o al menos no profesionales, es muy sencilla. Consiste en contemplar al menos tres aspectos importante: el contenido o temas a tratar, los recursos sonoros a emplear y el tiempo. El modelo es el siguiente:

DibujoA continuación te dejo otro ejemplo de escaleta extraída de aquí:

Escaleta

Anuncios

Da tu opinión sobre lo que acabas de leer

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s